mascotas_bienvenidas_3Bienvenidos a la Casa Rural “El Cubillar”, en Nogueras (Teruel), que ofrecemos como siempre a todas las personas que buscan disfrutar de un entorno sencillo y rural, un entorno en el que el reloj avanza a otra velocidad, en el que poder “desconectar” y descansar durante unos días.

La casa está rehabilitada totalmente, con todas las comodidades de la vida moderna, pero manteniendo a su vez el encanto de las casas de pueblo. Es apta para su utilización tanto en invierno como en verano, pudiendo disfrutar del entorno natural en diferentes épocas del año. “El Cubillar” se alquila siempre íntegramente, disponiendo de dos dormitorios equipados con camas de 1’35, un dormitorio con dos camas de 90  y un dormitorio con una cama de 90 (se pueden añadir dos camas supletorias de 90). Completan la casa dos baños, una cocina, un cuarto de limpieza y un salón con chimenea.

Un alojamiento económico con un indudable estilo rural, para tus vacaciones y escapadas en familia, para que tus niños disfruten de la libertad del campo, para pasar unos días en pareja, para cualquier ocasión a lo largo de todo el año. En la casa rural El Cubillar las mascotas también son bienvenidas (perros, gatos, etc.).

La casa dispone de … Para su comodidad …
– Chimenea en salón-comedor
– Parrilla para asar
– Calefacción en las habitaciones
– Ventanas doble acristalamiento
– Mosquiteras
– Agua caliente
– Vitrocerámica + horno
– Nevera  y microondas
– Lavadora, plancha y costurero
– Dos baños con plato ducha
– Alarma
– Televisión tdt y vía satélite
– Conexión a internet vía satélite (WIFI)
– Menaje de cocina
– Cafetera
– Dos cunas plegables para bebés
– Sábanas, mantas y toallas
– Juegos de mesa
– Botiquín
– Productos de higiene personal
– Teléfono
– Bicicletas de montaña bajo petición

¿Por qué llamamos a nuestra casa rural El Cubillar?

“El Cubillar” es un término de nuestra lengua aragonesa que significa “Albergue”, “Refugio” o “Cobijo”. Nuestros antepasados, pastores y agricultores fundamentalmente, llamaban Cubillar a sencillas construciones y casetas que les servían de refugio cuando el mal tiempo les pillaba en plena labor, generalmente en los montes, lejos de sus casas. En homenaje a ellos utilizamos “El Cubillar” como nombre representativo de nuestra casa.

Turismo de Aragón